Estoy seguro que has leído más de algún libro de superación y aún no encuentras la razón del por qué no has logrado levantar tu emprendimiento. Te has vuelto un cazador de eventos donde otros emprendedores cuentan sus historias de éxito y es posible que esto genere más ansiedad en tu proyecto, además estás harto del mismo café y la misma sala del espacio de coworking que rentas con mucho esfuerzo en 4 Grados Norte. Es posible que en pocas líneas esté resumiendo tu día a día, y pases estos minutos cayendo en cuenta que no estás emprendiendo, estás simplemente suponiendo.

Hace algunos días compartí mi proyecto “El tamaño de mi marca” en las cómodas y agradables instalaciones del Sky Lounge de Parque Las Américas, y mientras hablaba entendí que muchos de los que llegaron al evento se daban cuenta que suponían, como el ejemplo de arriba, y suponer significa no dimensionar el tamaño de tu proyecto.

Es muy importante generar espacios para que los proyectos tengan pies y cabeza, no suponer, sino entender que una idea puede tener no solo una bella historia detrás, sino una estrategia que haga que esa bella historia tenga rumbo.

Hagamos juntos una historia, sin suposiciones, con rumbo.

¿Quieres fama o quieres éxito?